Desafíos del seguimiento ambiental para la minería

JUEVES 17 AGOSTO 2023 I

Por. Juan Eduardo Johnson, socio senior

Existen múltiples definiciones respecto a lo que podemos entender bajo el concepto de Seguimiento Ambiental.

La propia Superintendencia del Medio Ambiente acuñó el término como “el conjunto de acciones que tiene por objeto determinar los efectos reales de un proyecto o actividad en ejecución a fin de verificar si las variables ambientales relevantes que fueron objeto de la evaluación de impacto ambiental evolucionan de acuerdo a lo proyectado” (Resolución Exenta 223/2015).

Por su parte Pérez (2021), señala “el reporte de la evolución en el tiempo, del comportamiento de las variables ambientales, en función de la implementación de las medidas específicas o condiciones (señaladas en una RCA), corresponde al Seguimiento Ambiental.

Así, es posible desprender algunos criterios comunes que caracterizan al seguimiento ambiental; evolución temporal, verificación del comportamiento de variables ambientales e identificación de efectos. Sobre esta base es posible visualizar que el seguimiento ambiental se encuentra directamente relacionado con la evaluación ambiental de proyectos y en específico con la proyección de los impactos ambientales y con verificación de la efectividad de las medidas de control impuestas durante el proceso.

No obstante lo anterior, la información generada en el marco del seguimiento ambiental puede tener múltiples utilidades que trascienden su origen u objetivo primario, en especial en el actual contexto del cambio climático, donde contar con información que permita disponer de una línea de base confiable, monitorear sus efectos y predecir sus implicancias se torna cada vez más relevante.

En este contexto, la minería se puede tornar en un actor clave para el entendimiento de como cambiarán las condiciones ambientales en los próximos años y décadas, generando información y conocimiento clave para la autogestión, como para el desarrollo de políticas públicas con los ojos puestos en el desarrollo sostenible.

La incorporación de mecanismos de automatización y herramientas de Inteligencia Artificial en los procesos de levantamiento y análisis de información se erige como uno de los grandes desafíos en materia de seguimiento ambiental para la minería, debiendo adaptarse y promover la adopción de las nuevas tecnologías disponibles, como monitoreo autónomo, en tiempo real y con la capacidad de procesar eficiente y eficazmente la data, elementos que permitirán avanzar en la generación de información útil para toma de decisiones como un instrumento preventivo en la gestión ambiental de proyectos, pero por sobre todo lo constituirá en un pilar fundamental para asegurar la sostenibilidad en el mediano y largo plazo.